INSCRIPCIONES PARA XIII RUTA SENDERISTA "PEÑAS BLANCAS" DE LA ZARZA (BADAJOZ)

   El club de senderismo "Peñas Blancas" organizará este próximo domingo 5 de marzo la XIII edición de la Ruta Senderista "Peñas Blancas" de La Zarza (Badajoz).

Cartel anunciador de la actividad "Ruta Peñas Blancas de La Zarza 2017".

   Se trata de una ruta de 18 km, de dificultad media y recorrido circular. Dicha ruta transcurre por las proximidades de La Zarza y permite conocer y disfrutar de parajes de alto interés histórico-paisajístico tales como: las pinturas rupestres de La Calderita, la sierra de Peñas Blancas, el pinar de los Balancines, la sierra de Juan Bueno y las minas de Tierrablanca.

Perfil del recorrido

Croquis

Pinturas rupestres de La Calderita. Foto: Pedro Guerrero.


La organización ofrecerá una ruta alternativa de 15 kilómetros para aquellas personas que no deseen realizar la subida a la sierra. La citada prueba transcurre por un sendero homologado (PR-BA 47) por la Federación Extremeña de Montaña y Escalada y pertenece al Circuito de Rutas Senderistas Camina Extremadura” 2017.

Ficha técnica de la ruta

En la misma, se cuenta con la colaboración de la Fexme, Protección Civil de La Zarza, la Dirección General de Deportes de la Junta de Extremadura, la Diputación de Badajoz y el Ayuntamiento de La Zarza, así como de diferentes empresas  y colaboradores que con su ayuda permiten la celebración de este evento.
Itinerario de la ruta

Ascenso al Puerto Las Hoyas. Foto: Pedro Guerrero.

Se recuerda que por motivos organizativos la actividad estará limitada a 1.200 personas. Para poder participar en la misma, los participantes deberán inscribirse previamente mediante los cauces establecidos. La inscripción da derecho a seguros de accidente y de responsabilidad civil, avituallamientos, comida final – paella- y un obsequio conmemorativo de la prueba.

Avituallamiento final. Foto: Pedro Guerrero.

La organización se reserva el derecho de cerrar las inscripciones si antes de la fecha prevista se alcanza el límite máximo de participantes. 

Las inscripciones deberán realizarse a través de:
  • www.tucrono.com (plazos)
    • Del 10 de febrero al 1 de marzo: sólo federados.
    • Del 18 de febrero al 1 de marzo: no federados (individuales o clubes).
  • se puede encontrar más información en sendezarza.blogspot.com

La ruta "Peñas Blancas" se ha convertido, con el paso de los años, en una de las clásicas del panorama regional, a cuya cita anual de cada primer domingo de marzo acude más de un millar de personas, siendo numerosos los senderistas que cada fin de semana del resto del año realizan su recorrido.
Curioso medio para atender las emergencias "Burromóvil" del Club de Senderismo. Foto: Pedro Guerrero.

PRÓXIMA RUTA 5 DE FEBRERO AL PARAJE NATURAL LAS POTRAS EN MONTEHERMOSO (CÁCERES)

   Este próximo domingo 5 de febrero el Club de Senderismo Peñas Blancas realizará una nueva ruta senderista a la localidad cacereña de Montehermoso para visitar el paraje natural de las Potras. Situado en un relieve espectacular granítico que le confiere un carácter singular, fruto de la acción del agua y el viento que han labrado una serie de cuevas que llegan a constituir una red laeríntica de pasadizos  subterráneos y enormes pilas o Pilancones fluviales. Este enclave privilegiado está situado a las márgenes de la Rivera del Bronco, arroyo tributario del río Alagón y eje principal de la Comarca.

  • Ruta: Las Potras (Montehermoso)
  • Fecha: 5 de febrero domingo.
  • Longitud: 19 km.
  • Dificultad: 3 (4)
  • Organiza: Domingo Rufo (miembro del Club) y Asociación senderistas ANDARES.
  • Hora de salida desde La Zarza: 6:30 h.
  • Parada en Mérida (Tanatorio): 6:50 h.
  • Desayuno en el camino: en el restaurante El Caldero (A-66, N-630)
  • Hora de regreso: por determinar.
  • Precio no socios: 15 euros.
  • Plazo de inscripción: hasta viernes 4 de febrero a las 14:00 h.
  • Cualquier incidencia o consulta comunicarlo vía whatsapp o por tlfno: 655 84 79 90

Recorrido circular.

Perfil de la ruta. Distancia: 18,7 km.

   Os dejamos con algunas imágenes sobre dicho paraje que visitaremos este próximo domingo. En caso de no poder visitar las cuevas por motivos meteorológicos (lluvia) se establecerá una ruta alternativa con menos kilómetros y menor dificultad.




NOS VEMOS ANDANDO

RUTA "CONVENTO Y DEHESAS DE LOURIANA (Puebla de Obando-La Roca de la Sierra).

   El Club de Senderismo organizará el próximo 29 de Enero la Ruta "Convento y dehesas de Louriana" entre las localidades de Puebla de Obando y La Roca de la Sierra organizada por el compañero Alfonso Alonso.

   Características de la ruta:
  • Distancia: 20 km.
  • Dificultad: 2 - baja.
  • Tipo: No circular.
  • Salida: 7:30 h desde La Zarza. También se parará en Mérida a las 7:50 h (en las inmediaciones de la Consejería de Agricultura); no se dará tiempo para desayunar durante el trayecto ni a la llegada a la población.
  • Regreso de la ruta: entre 14:00 h y 14:30 h.
  • Precio no socio: 10 euros.
  • Plazo de inscripción: hasta viernes 27 de Enero a las 14:00 h.
Imagen de las ruinas del Convento. Fuente foto: Gabriel Fernández Muñoz.

Más información a cerca de la zona y ruta (pinchando en el enlace)

   A la Dehesa de Loriana se trasladó en 1551 el convento franciscano antes situado en La Roca de la Sierra. La nueva fundación fue realizada por fray Alonso de Manzanete, sobre una vieja ermita dedicada a San Isidro existente ya en este punto. Poco después se celebraron en este centro las definiciones en que resultó elegido Pronvincial de la Orden, San Pedro de Alcántara. 

Localización del Convento de Louriana.

   El monasterio responde formalmente a las características de sobriedad y sencillez propias de las fundaciones franciscanas. Se articula en torno a un reducido y recoleto claustro central de doble arcada en altura, con un pozo en el centro. A Él se anejan las dependencias conventuales y la iglesia.

Claustro con pozo central cubierto de zarzas.

   Ruta con alto valor paisajístico destacando el imponente bosque mediterráneo que aparece en la Sierra de San Pedro y con gran cantidad de atractivos a nivel faunístico como la presencia de buitres negros y leonados, águilas reales e imperiales, venados, jabalíes, etc.

NOS VEMOS ANDANDO

CRÓNICA DE LA V CONCENTRACIÓN DE SENDERISMO "LOS CABRILES" (ENCINASOLA-HUELVA).

   En una mañana fría donde la temperatura había rondado entre los dos grados negativos y el uno positivo, hicimos acto de presencia en la localidad onubense de Encinasola en las últimas estribaciones occidentales de Sierra Morena ya cercana a la localidad portuguesa de Barrancos para dar inicio a la V Concentración de Senderismo "Los Cabriles" en la que se habían congregado un número cercano a los 750 senderistas, la mayoría de ellos, de la provincia de Badajoz, entre ellos, nuestro club senderista Peñas Blancas de La Zarza (Badajoz) con cerca de un centenar de participantes.

   Tras dar tiempo a los cafés y las migas, la ruta comenzó sobre las 9:50 horas. La mayoría de los senderistas vestían gorros, bragas para el cuello, guantes y polares que hacían mitigar el frío intenso de primera hora. Comenzamos a andar por calles adoquinadas, algunas de ellas con un estilo muy similar a las que tienen las vecinas localidades portuguesas, por lo que se podía apreciar la influencia de dicho país en la arquitectura popular. Una vez que salimos del pueblo nos adentramos en una pequeña finca para posteriormente dirigirnos a una fortificación cercana restaurada, junto a una formación rocosa, a la que muchos se subieron para inmortalizar el momento y que también deparó algún que otro susto en forma de resbalón.

Vistas de Encinasola.

Miembros del club, entre ellos, Sesma y Martín, al inicio de la ruta.


Juan y Felipe posan con su inconfundible polar amarillo del club senderista Peñas Blancas de La Zarza (Badajoz)

   Con vistas maravillosas desde este punto hacia la población de Encinasola, comenzamos a descender para tomar el camino que nos llevaba hasta un abrevadero de ganado "El Pilar de Acá" con dirección al puente de Los Cabriles, muy cerca a la zona donde la organización había establecido su punto de avituallamiento.

"Pilar de Acá" abrevadero de ganado. Foto: María del Mar Antolín.

   El recorrido, todo el tiempo en descenso, discurría por una colada, la colada de la Contienda, un camino que los antiguos pastores trashumantes utilizaron para desplazar su ganado haciendo uso de él como zona de trasiego y alimentación para sus reses siendo ésta la de menor anchura de los cuatro tipos existentes (cañada, cordel, vereda y colada). Pero en el día de hoy pocas ovejas, cabras o vacas se desplazaban por sus tierras, hoy era turno de senderistas, que hablando y hablando seguían dando pasos en dirección al río Murtigas junto al puente Los Cabriles. Las conversaciones eran variopintas, dispares, tantas como ovejas tiene la viña del señor. Recuerdo una en particular, de un matrimonio andaluz, que hablaban de cómo Eugenio, un hombre de su pueblo, arrimaba cebolleta por todos los lados; Felipe y mis tíos, Juan y Pedro, se reían del personaje y los chascarrillos que la mujer contaba acerca de su paisano.

Mis queridos tíos Pedro Tejada y Juan Gil hablando del tal Eugenio.

Felipe con cámara en mano retrata el paisaje en una zona erosiva por donde discurre la colada.

   Mientras tanto, Javier Gallego contemplaba ciervos que había visto al inicio de la ruta y es que Gallego tiene un gran ojo, no me refiero a..., perdonen la grosería, si no que es capaz de ver lo que lo demás no somos capaces sino para muestra un botón (manada de espárragos).

Javier Gallego cargado de espárragos con su mirada puesta en las esparragueras que adornaban el camino.

   Sin embargo, no es menos cierto, que nuestro querido amigo se topó con una nota no grata en forma de mensaje, pero eso poco importaba a nuestro protagonista, porque sus ganas de tortilla nada le hacían decaer en su perseverancia y búsqueda incesante del espigado tallo.

"Prohibido coger espárragos. Firmado: el dueño".

   Llegamos después de varios kilómetros al punto de avituallamiento, junto al río Murtigas, en una zona donde el río posee una represa que amansa el agua que por él discurre entre eucaliptos, zarzales y fresnos. Decir, que las pocas precipitaciones de este otoño e inicios de invierno mostraban un cauce poco vigoroso que hacía rugir con menor virulencia de lo normal la caída del agua sobre el lecho del río.

Represa en el río Murtigas en Encinasola (Huelva)


Foto de grupo de miembros del club, donde destaca los destellos mágicos del bastón de Juan Coyote.

   La organización ofrecía en el punto de avituallamiento una naranja y un botellín de agua, sin embargo, otros, como Roque y Ana Mari, los hacían acompañar de pistachos que muy gentilmente me ofrecieron. En este punto descansamos y pudimos conversar. Recuerdo que mi tío Juan empezó a contarme el reportaje que había visto en televisión acerca de los panga (pescado) y que tras su visionado juró no comer más este pez por el trato y las condiciones en el que se pescaba, la verdad es que llevaba toda la razón, pero como diría aquel: "por la boca muere el pez", con esto quiero decirle que alguna vez comerá panga, tiempo al tiempo. Pero bromas aparte, tras este merecido descanso, algunos decidieron visitar el puente de Los Cabriles y otros muchos retomar el camino para seguir con la ruta marcada.

Puente Los Cabriles (Encinasola). Foto: María del Mar Antolín.

   El siguiente tramo era entre fincas adehesadas con ovejas, pastos y majanos de piedra que flanqueaban nuestros pasos junto a la orilla del río. Un paseo que era ameno y que daba pie a charlas, sin embargo, hoy no era el día de Antonio Díaz, el cual no había esperado a su infatigable compañero Alonso cuando éste había hecho una parada fisiológica junto a unos eucaliptos dejándolo atrás, ya se sabe aquel dicho "cría cuervos y te sacarán los ojos" o "si quieres ver a un amigo andar ponte a orinar" en fin, cualquiera de ellos sería válido para la situación que se dio.

Pedro Guerrero, Antonio, Alonso y Pedro Espinosa durante un tramo de la ruta.

   A medida que avanzaba la caminata y la jornada el calor era mayor haciendo necesario prescindir de distintas prendas de abrigo como le ocurría a Pedro Guerrero, el cual, no utiliza gafas de sol por falta de costumbre y de incomodidad a la hora de realizar su afamadas fotos. Pero si hay que destacar a alguien del grupo cuando efectuamos rutas es a la querida Casi, que con su infatigable pundonor y constancia es capaz de llegar a su destino sin apenas descanso, pasito a pasito, poco a poco, bastón a bastón, sinceramente espectacular su esfuerzo, un aplauso para ella.

Casi en uno de los tramos finales de la ruta antes de comenzar el repecho que da acceso a Encinasola.

   Los paisajes al inicio del tramo final en ascenso era extraordinarios, con dehesas que son el paraíso del cerdo ibérico y que dejaban imágenes imborrables para la retina. Este ecosistema tan importante para nuestros antepasados sigue siendo hoy un reducto del ecosistema más familiar y aprovechable del suroeste europeo y que por suerte aún podemos disfrutar, de aquí a unos años ya veremos, pero por ahora valoremos y apreciemos lo que tenemos.

Dehesa con presencia de ganado vacuno.

Imagen panorámica sobre Sierra Morena en las inmediaciones de Encinasola.

   El tramo se hacía duro y el tobillo de Pedro se resentía de un antiguo esguince y del cual Martín se preocupaba para saber su estado, no obstante, Encinasola estaba cerca y el olor a garbanzos empezaba a revolotear el ambiente.

Pedro y Martín en un instante de la ruta.

Componentes del club persiguen su sombra en busca de Encinasola.

   El camino estaba llegando a su fin volviendo a pasar por el abrevadero "Pilar de Acá", desde el cual ya se divisaba las blancas casas encaladas de Encinasola y que nos conducían hacia la plaza del pueblo. Yo llegaba a las 13:40 h al pueblo y allí solo pude ver a Juan Gómez, su mujer Manola y Jorge Franco, este último desde que se perdió en Jerez de los Caballeros siempre llega en cabeza, buena táctica la suya. Aún no se estaban sirviendo los garbanzos así que fue turno de unas merecidas cervezas, a la espera de la comida final. Los que entramos en unos de los bares pudimos degustar bocadillos que repartía Pedro Guerrero y Javier Gallego entre todos, otros pocos saboreábamos las escasas aceitunas que nos ponían de aperitivos, por cierto, con mucho guiso según mi tío Pedro. A todo esto, yo perdí la cuenta de las birras que tomamos, las mías rebajadas claro está para poder escribir posteriormente la crónica; y es que el buen escribano debe moderar la bebida porque si no mal se interpretan sus palabras de cuantas tantas historias y anécdotas acaecen en las villas que visitamos y es necesario contar; ¡ostia! si parezco de la época cervantina, ¿será la bebida?.

Juan Gil, Felipe con la cámara, Pedro Tejada y José Gil disfrutando de unas cervezas tras finalizar la ruta.

   Pero volviendo a la palabra garbanzos, es nombrárselos a mi amigo Paquino y es como ofrecerle un insulto, ya que no les gustan ni a la de tres, sin embargo y en honor a la verdad, los que preparan los amigos de Encinasola son de matrícula de honor, si no que se lo pregunten a Maribel, Juan Diego, Esther, Lola y David que al regazo de la iglesia estaban degustando el magnífico cocido salpicado con morcilla, chorizo rojo y espinazo, estaban de lujo. A decir verdad un buen cocido arregla cualquier malentendido, valga el ejemplo de los "amigos" Alonso y Antonio tras hacer las paces.

Alonso y Antonio disfrutando de sus garbanzos y un mendrugo de pan. Los garbanzos están por encima de la amistad.

Miembros del club aprovechando la resolana tras la comida a la vera de la entrada de la iglesia.

   No obstante, lo mejor aún estaba por llegar con la fiesta que el club "Los Cabriles" había preparado, teniendo como maestro de honor a Juan "el de Encinasola", como así lo conocemos los compañeros de Peñas Blancas. Sin lugar a dudas, puso la plaza en pie con su animación, comentarios, sorteos..., sólo le falto sortear el apartamento de Torrevieja al bueno de Juan. En este sentido, debemos destacar que el Club se llevó varios lotes de productos. Así, el primero en subirse al atrio fue Pedro Lavado como el senderista más longevo en completar la ruta. El siguiente que le siguió fue Juan Gómez, con síntomas de resfriado y fatiga, el propio presidente del club, por ser el más numeroso de todos los que asistió a la V Concentración senderista "Los Cabriles", y por último, dejaré a mi tío Juan, por ser el que más insistió en que sacaran su número, el que más disfrutó y al que mejor le vino el premio, ya que el lote de miel fue una bendición de agua fresca para recuperar su voz tras disfrutar del baile, los amigos, los saltos, las risas y todo lo que ese pequeño cuerpo lleva ahí dentro y da de sí.

Pedro Lavado recogiendo su premio a la persona más longeva, su edad "un enigma". Bravo por Pedro.

El "Presi" recoge el galardón (lote de productos ibéricos) al club con más inscritos y participantes.


Juan Gil dedica su premio a todos los miembros del club. El 629 será un número que llevará con muy buen recuerdo.

   Dicen que el triunfo de uno es la derrota de otros, sino que se lo pregunten a Manuela, la mujer de Sesma, que fue la que sacó el número con el que fue agraciado Juan y es que para más inri Manuela llevaba el 628 por esa razón Sesma insistía en que lo compartiera con su mujer, Juan decía que nones, "Rita, rita, lo que se da no se quita". Pero como decíamos anteriormente la fiesta y el ambiente era extraordinario, la gente vibraba con cada premio, con cada concurso, con cada..., por cierto, las "piporras" se lo llevaron casi todo, que manera de bailar, que manera de cantar, que manera de moverse, no obstante, nosotros también teníamos a la gran Mercedes y el indomable Domingo Rufo que también nos deleitaron con un fenomenal baile. En este sentido, debemos de decir que Domingo está creando escuela y que muy pronto nos organiza una ruta donde debamos ir todos bailando con unos bastones, ¡un monstruo!¡Qué grande eres Domingo!

Domingo y Mercedes se felicitan mutuamente tras su efusivo baile bajo la mirada de Manuela, Juan y Paquino.

Los hermanos Ángel y Ana Mari disfrutan de las sevillanas en la plaza del pueblo.

Vistas de la plaza con todos los senderistas disfrutando de la música y el gran ambiente.

   La fiesta llegaba a su fin y el presidente, Pedro Espinosa, daba hora de regreso para tomar el autobús a las 16:30 h. El camino para llegar al autobús se hizo largo y más largo para otros, durante el trayecto Alfonsi y Franci Tejada comentaban la cantidad de casas cerradas y la pérdida de población que va asolando a los pequeños pueblos. Martina, la mujer de Franci, comentaba que nos habíamos perdido, la culpable era Juani, la mujer de Paquino, según el propio Tejaína, llevándonos por el camino erróneo, finalmente llegamos al autobús. Por el contrario, otros andaban aún de fiesta y su confusión había sido con letras mayúsculas, habiendo ido a dar a una rotonda, lugar en el que los recogió el autobús.

Celebración por todo lo alto, chupitos incluidos. Son el siguiente reemplazo para la mili se decían algunos de ellos.

   En fin una jornada estupenda gracias a la magnífica organización de la ruta por parte de los amigos del club de senderismo Los Cabriles, a los cuales hay que felicitar uno por uno, en especial a Juan. Por otro lado, otra gran victoria del club Peñas Blancas por disfrutar del gran ambiente y las risas compartidas entre unos y otros algo de lo que está sumamente orgulloso Antonio Díaz y de la cual presume orgullosamente, a lo cual me sumo de igual manera. Este podría ser el punto y final pero creo que en esta ocasión se lo debo dar a Mariló por hacer esta magnífica foto en la rotonda que resume lo que es a día de hoy el club y a Juan Coyote por brindarnos con unos magníficos chistes en el camino de vuelta. Buenas noches, felices sueños y hasta otra ruta.

PRESENTADO EL CALENDARIO DE RUTAS 2017 DEL CLUB SENDERISTA PEÑAS BLANCAS DE LA ZARZA (BADAJOZ)

   Este sábado noche, 14 de Enero, el Club Senderista Peñas Blancas de La Zarza ha presentado su calendario de rutas para el año 2017.

   La mayoría de las rutas se desarrollarán en la región extremeña, pero también se harán incursiones a la comunidad andaluza y castellano-leonesa, así como, al vecino país de Portugal para visitar Monsanto como uno de los grandes actractivos  de esta temporada.

   Si quieres ya puedes consultar la localización de las rutas, las fechas, los kilómetros, dificultad y las personas u organización que desarrollará cada una de ellas. Pincha en la imagen de abajo y accede a todos los detalles de cada una de ellas.


   También damos a conocer otra imagen que recoge los tipos de desplazamientos a cada uno de los enclaves que se visitarán.

  En total son 22 rutas las que programa el club senderista para este año que esperan que sean del agrado de sus socios y socias, así como, de cualquier persona no socia que quiera unirse a ellos para realizarlas.

NOS VEMOS ANDANDO


ASAMBLEA GENERAL Y CALENDARIO DE RUTAS 2017 DEL CLUB SENDERISTA PEÑAS BLANCAS DE LA ZARZA (BADAJOZ)

   El sábado 14 de Enero a las 19:00 horas en la Casa de la Cultura de La Zarza (parque Don José) tendrá lugar la asamblea general del Club Senderista Peñas Blancas de La Zarza con el siguiente orden del día:

  • Presentación.
  • Estado de cuentas.
  • Presentación del calendario de rutas 2017.
  • Ruegos y preguntas.
  • Memoria audiovisual año 2016.
   Como información general damos a conocer que las cuotas anuales se mantendrá en 30 euros y, por otro lado, que el Club subvencionará el 40 % (19,30 euros) de la licencia federativa en montaña (Fexme). Por tanto, los socios y socias que quieran federarse en montaña deberán realizar un ingreso de 30 € + 28,95 €. De igual manera, los socios y socias nuevos que quieran apuntarse al Club deberán aportar 20 euros. El plazo para realizar los diferentes aportes finaliza el 31 de Enero del 2017.

   Los pagos se realizarán al siguiente número de cuenta: ES45 3001 0004 91 0420010550 de Cajalmendralejo de La Zarza (Badajoz) indicando nombre y apellidos y concepto.


V CONCENTRACIÓN SENDERISTA LOS CABRILES (Encinasola-Huelva)

   Este próximo domingo, 15 de Enero, el Club Senderista Peñas Blancas de La Zarza (Badajoz) inicia su nuevo calendario de rutas senderistas, comenzando con una ruta en Encinasola (Huelva).

   La distancia a recorrer son 15 km. de dificultad baja. El precio para participar en la ruta es de 5 euros, en el que se incluye: seguro, avituallamiento, regalo, comida, sorteos y DJ.

  •    La hora de salida desde La Zarza sera: 7:00 h del domingo, parada de autobuses, calle Constitución.
  • Hora de regreso: 16:30 h. desde Encinasola.
  • Viaje para los no socios: 15 euros.
  • El pago se realizará en el autobús: 5 euros socios o 20 euros (5 + 15) no socios.
  • Paradas previas en Torremejía y Almendralejo, 15 y 30 min. después de tomar la salida en La Zarza, en los lugares habituales.

Mostrando IMG-20170103-WA0005.jpg


JEREZ DE LOS CABALLEROS, UN BUEN LUGAR PARA PERDERSE HACIENDO SENDERISMO.

   Bien valdría este título para indicar la belleza del lugar por donde pisaron nuestras botas entre encinas y alcornoques de la dehesa extremeña o para adjetivar una de las anécdotas más comentadas surgidas durante la ruta a los bosques celtas de Jerez de los Caballeros, como fue la pérdida de nuestro querido presidente del Club de senderismo Peñas Blancas entre la espesura de la arboleda. Pero no polemizaremos en cuál es más válida para sustentar la bandera del título de esta crónica, dando margen de decisión a la imaginación de cada uno de los senderistas del club que efectuaron la ruta.

Foto de grupo del club senderista Peñas Blancas de La Zarza, en la dehesa jerezana, 
en la mañana del domingo 6 de noviembre del 2016

   En una mañana fría, la primera de este otoño, un mar de nubes bajas nos ofrecía una postal majestuosa de la localidad del Valle de Matamoros, punto de partida de nuestra ruta hacia la mancha más importante de dehesa de encinas y alcornoques del suroeste europeo, como así, nos indicaba nuestro querido guía Casimiro Corbacho Amado. 

Inicios de la ruta. Al fondo la localidad de Valle de Matamoros.

Las primeras hojas caídas producto del frío y el viento nos indican que el otoño ya ha llegado.

   Tras una ligera subida por una zona boscosa el trazado nos llevaba hasta una zona menos poblada de arboleda y si algo más de cazadores que en sus primeras horas buscaban sus ansiadas presas en forma de perdices y conejos. De hecho, algunos disparos pudimos contemplar de manera muy cercana cosa que nos sorprendió teniendo en cuenta que había gente haciendo senderismo en dirección contraria al sentido de la batida.

Panorámica del grupo de senderistas por una zona abierta de arboleda compartida con los cazadores de la zona.

Jesús Lozano, de amarillo, en compañía de unos amigos realizando la Ruta los Bosques Sagrados de los Celtas entre las localidades de Valle de Matamoros y Jerez de los Caballeros.

Itinerario de la ruta.

Perfil de la ruta.

   Tras coronar una serie de montículos llegamos a una bonita construcción de madera y piedra que hacía de mirador y nos permitía ver gran parte de la zona que íbamos a recorrer.

Mirador sobre la dehesa jerezana.

   A partir de este instante nuestro sendero se adentraba en la dehesa pudiendo contemplar extraordinarios ejemplares de encinas y alcornoques, surgiendo a sus pies algunos hongos interesantes y, que Paco el botánico, veía a leguas y las cogía para sus prácticas universitarias del día siguiente con su alumnado universitario en el campus de Badajoz, lástima que las primeras las tuvo que guardar en una bolsa de plástico que Pedro Milanés le cedió ya que la cesta se la había olvidado en el coche. Pudo coger gran número de especies, destacando un boletus aereus, el cual nos comentaba que era de gran valor culinario el cual se podía comer incluso de forma natural o cruda sin ningún tipo de cocción ni aliño, pero no sólo divisó setas si no también otras especies florales como el tojo (arbusto espinoso) y que en estos momentos del año mostraba su hermosura gracias a unas diminutas flores amarillas que surgían en sus extremos distales. Del mismo modo, localizó en los majanos de piedra que emparedaban el camino pequeñas flores violetas que se correspondían con el azafrán silvestre, sinceramente, para mí, era la primera vez que escuchaba hablar de esta especie. La verdad es que hacer senderismo con Paco y Casi es disfrutar doblemente de la naturaleza gracias a sus conocimientos de botánica y biología por lo que debemos estar enormemente agradecidos.

Paco el botánico, junto a sus inseparables setas. Todo un libro abierto de botánica y sabiduría.

Senderistas pasando entre una zona de tojo florecido.

Flor violeta (en la imagen se aprecia blanquecina) del azafrán silvestre.

Dominga y Margarita descendiendo uno de los tramos de la ruta. En una imagen que se repetiría en muchas ocasiones y en la que querían salir bien guapas según sus propias palabras.

Imagen impresionante ente encinas y alcornoques.

   A medida que nuestras piernas avanzaban en el sendero éste se hacía más sombrío gracias a la cantidad de encinas y alcornoques que nos protegían del sol. El paisaje se convertía en un monótono pero espectacular paisaje dominado por estas dos especies florales, algunas como decíamos anteriormente de gran porte, otras venidas a menos por diferentes motivos pero que nos dejaban imágenes graciosas y algo sonrojantes.

Casimiro y Juan Gil rivalizan por ocupar el atril natural forjado en una encina ya seca.

Al final Casimiro se llevó el gato al agua.

   Realmente andábamos por una cuenca minera donde se ha extraído hierro desde época romana pero en el que el principal protagonista era el cerdo ibérico, ese animal tan característico y tan unido a la dehesa y a nuestra propia región. En este espacio, el número de individuos era notable corriendo de un lugar a otro buscando su sustento huyendo a medida que escuchaban nuestros pasos, conversaciones y estornudos de Franci Tejada, el cual más que realizar una ruta de senderismo estaba haciendo un acto de penitencia junto a su pañuelo de papel.

Cerdos ibéricos en su hábitat natural, la dehesa, disfrutando de las bellotas, el sol y la otoñá. Foto cedida.

Al amparo de alcornoques que ofrecían grandes manchas de sombra.

Santos, Felipe con sus polainas y Cándido con el móvil viendo a su Real Madrid.

El cerdo ibérico gran protagonista de la ruta, nos dejaba estampas espectaculares buscando sus queridas bellotas.

   Tras recorrer varios kilómetros y de abrir numerosas cancelas de distintas fincas que se dedican al cuidado del ganado porcino y en menor medida vacuno, hicimos parada en una bifurcación de caminos para poder reponer fuerzas, entre el km 8 y 9, de los 19 que constaba la ruta en su totalidad. Decir, que en nuestro caminar, también coincidimos con un grupo de cicloturistas que con sus bicicletas de montaña también disfrutaban de una jornada de deporte en contacto con la naturaleza en un espacio medioambiental privilegiado para la vista y el oído.

Imagen panorámica en un tramo de la ruta donde el recorrido hacía un giro de 90º

   Una vez respuestas las fuerzas el club se puso nuevamente en marcha poniendo una marcheta intensa y veloz que dividió al grupo. En este instante, las constante entradas y salidas de fincas se hicieron más continuadas, fue en una de éstas, donde un gran número de senderistas se despitó no viendo las señales que en el suelo hacían sus compañeros antecesores con los bastones. No obstante, pudimos subsanar esa confusión para reagrupar al grupo salvo a dos individuos: Jorge Franco y Pedro Espinosa, a la postre el presidente del club, que hablando, hablando y entre el frondoso bosque de encinas se habían perdido yendo a parar a una carretera que les indicaba Jerez a 5 km. Sin embargo, el resto del grupo tampoco los había echado de menos hasta que no pasaron al menos 2-3 km situación realmente curiosa. Ante esta anécdota algunos miembros del club querían que dicho acontecimiento no se pasara por alto y se destacara en las redes sociales de manera jocosa para jactase de ellos, surgiendo incluso posibles titulares: "El presidente del Club de senderismo se pierde en tierras jerezanas" o "El presidente del Club senderista Peñas Blancas de La Zarza se pierde con Franco (Jorge)", en definitiva, las risas estaban servidas y los comentarios eran sugerentes a la vez que graciosos, así que a nuestros dos protagonistas le lloverían multitud de comentarios al reencuentro con todos los demás senderistas a la llegada a la ciudad templaria.

   Sin embargo y a pesar que este pequeño grupo había hecho unos cuantos metros más, nadie tenía dudas de que el perro de Jesús Lozano, Pegüi, era de todos el que más kilómetros había realizado en la jornada, yo me atrevería a decir que casi el doble. Pero volvamos a los orígenes del nombre de Pegüi. Según su dueño, Pegüi, es un bodeguero, que al nacer era muy pequeño y como a él (Jesús), desde su niñez se le dio muy mal pronunciar el fonema /r/ de ahí que le pusiera el nombre de pego en vez de perro, pero como el animal era muy pequeño le puso Pegüi, además, así lo diferenciaba de otros "can" que se llaman Pepe, Pepo, Pepi, Pepa,... de esta manera cuando lo llamaba en un parque sólo le obedecía a él. No obstante, a Margarita el nombre no le hacía mucha gracia porque ella prefería nombres como Martín, Pepe,... es decir, algo más naturales, sin embargo, tampoco le faltaba razón a Jesús y es que cada uno llama a sus mascotas como quiere si no que le pregunten a Michelle Obama que tiene un perro que se llama Bo y, es que en mi pueblo dices: ¡Booo! y es como si estuvieras diciendo: ¡de qué me hablas chacho! En definitiva, cada uno llama a los bichos como le da la gana.

Pegüi, el perro de Jesús Lozano, haciendo más kilómetros que el baúl de la Piqué, en este instante junto a Juan Gil.

   Pero para nombre curioso y, con esto no quiero despertar ninguna polémica ni risa, el del amigo Amable, un hombre de Almendralejo que junto a su esposa Fefi hicieron la ruta con nosotros, el club senderista Peñas Blancas de La Zarza. Pero si les digo la verdad fue una de las conversaciones con las que más disfruté en toda la mañana. Habían sido emigrantes en Alemania durante muchos años pudiendo disfrutar del respeto y la educación del pueblo alemán algo que de igual manera se aprecia en ellos a la hora de dialogar. Amable me indicaba que le encantaba hacer ciclismo, que cuando era más joven hacía hasta 3-4 horas diarias, ahora "solamente" realiza 30-40 km en bicicleta, toda una proeza para una persona de su edad al igual que nuestro querido socio José (el presidente del Hogar del Pensionista) que diariamente coge su bicicleta para realizar su ruta de 30, 40 y hasta 60 km; quien dijo que la bicicleta sabía de edades ni fronteras. Sin embargo, Amable me decía que la actividad física más dura y exigente que había hecho en su vida fue subir el Puerto de Honduras en BTT por auténticas paredes de piedra. 

Amable en uno de los tramos ya cercanos a Jerez de los Caballeros

Fefi camina sola entre encinas cerca de la finca Campo Gallardo.

   Es difícil no encontrar risas, sucesos, anécdotas,... cuando uno realiza una ruta de senderismo. Así fue como en las cercanías de una explotación minera un grupo de vacas de grandes proporciones se interpusieron en el camino, situación que provocó el miedo y los reparos de Lola y David a la hora de proseguir su marcha, parecía más una postal de los San Fermines que una ruta de senderismo, además nuestra querida Lola llevaba un abrigo rojo que alimentaba la escena.

Mirada atrás de David Corbacho junto a Lola que no se fían de los cuernos y la actitud de la vaca. Por cierto, si la vaca se entera que Lola es hija de Mauro el de las roscas la vaca le aprieta los machos en busca de semejante manjar.

   Ya estábamos en las cercanías de Jerez y Cándido y Felipe, esa pareja inseparable, comentaban el resultado del Real Madrid y los goles de Bale, otras entre tanto hablaban del ritmo tan vertiginoso que se había puesto por la zona de Campo Gallardo y otros y otras... disfrutaban del senderismo como Juan y Bernardo y sus respectivas parejas.

Juan y Bernardo junto a sus esposas entre grandes alcornoques que muestran sus vergüenzas despojados de corcho.

Pequeño repecho poco kilómetros antes de llegar a Jerez de los Caballeros.

Miembros del club pasando por la finca Campo Gallardo.

José A., el cronista de esta ruta, disfrutando de una de sus pasiones: la naturaleza.

   Finalmente llegamos a Jerez, yo en la compañía del matrimonio Fefi y Amable, que me agradaron enormemente el último tramo de la ruta por su sabiduría, la forma de entender la vida y sus bonitas palabras hacia el colectivo de los docentes, al cual pertenezco. Tras callejear dimos por finalizada nuestra ruta en las inmediaciones de la Torre San Miguel, en las que ya estaban esperando otros senderistas y aquellos otros que no la habían realizado pero que habían disfrutado de una merecida visita cultural por la ciudad de los templarios como nos comentaban Martina, Carolina, Casi, Kika o José su marido.

   Era momento de comer y nada mejor que tomar viandas en algunos de los numerosos bares que posee esta preciosa ciudad del suroeste pacense. Casi todos nos declinamos por el mismo bar. Así, Santos, Pedro y Juanfran comentaban aspectos del vino y la calidad del mismo y cómo éste había evolucionado o de la problemática de la nueva ley micológica y de recogida de setas. Por otro lado, Pedro Espinosa, Casimiro y Ángel hablaban de la insistencia de poner como aperitivos aceitunas, cuando realmente a Ángel no le gustaban, en fin, para gusto los colores. Pero ¿y Paco el botánico?... Paco había ido a su coche a coger una cesta para seguir buscando sus amadas setas por castañares del Valle de Matamoros y es que la cabra tira al monte o mejor dicho, el que ama una cosa la quiere con locura y, es que nuestro amigo, es un apasionado de la naturaleza y en eso Extremadura es un auténtico paraíso y privilegiada. 

   Tras saciar y dar vida al estómago, la mayoría de los expedicionarios no dejaron de pasar y visitar el restaurante La Ermita, un precioso y curioso alojamiento de restauración situado en el interior de una construcción eclesiástica restaurada como bar. En él, nos pudimos tomar un merecido café, a la par que visitábamos la eucaristía reconvertida en aseos. Los más atrevidos no dejaron la oportunidad para confesar a algunos amigos, principalmente Juan, el marido de Mariló, hizo horas extras, aunque a decir verdad, la perilla que llevaba le daba aspecto de sacerdote de otra época que imponía respeto y sobriedad.

Casi, el expedicionario de la ruta, junto al "presi" Pedro, en el restaurante La Ermita disfrutando de una buenas cervezas, aunque el "presi" nos había sacado ventaja y ya llevaba unas cuantas más gracias a su perdida. 
No hay mal que por bien no venga.

   Los últimos coletazos de la ruta eran para disfrutad de las magníficas vistas de la ciudad, sus monumentos y calles. En este sentido, David Corbacho, obtuvo algunas instantáneas extraordinarias que más valen un premio a la vista y la recreación contemplativa. 

Fachada de la iglesia de San Bartolomé en Jerez de los Caballeros. Foto: David Corbacho.

Instantánea de David Corbacho con la iglesia de San Miguel al fondo.

Miembros del club junto algunas de las puertas de entrada y muralla de Jerez de los Caballeros. Foto: cedida.


Pedro, Juanfran y Santos junto a la Torre San Miguel en Jerez de los Caballeros.

   Todo llega a su fin, las campanas de las iglesias de Jerez de los Caballeros indicaban las 5 de la tarde hora de salida acordada, pero Jorge Franco tras perderse no las tenía todas consigo y es que hay un dicho que dice más vale prevenir que curar. Jorge no quería tener más sobresaltos y estar a buen recaudo y ser el primero en tomar asiento; valga esta imagen para ilustrar su intención.

Jorge llamando a la puerta del autobús para ser el "first" de camino a casa.

   En fin, una nueva ruta de senderismo dentro de las muchas de las que llevamos haciendo en estos más de 10 años de vida con nuestros socios y, otros no socios, a los que queremos igualmente y que nos agrada que nos sigan acompañando. Os dejamos con un vídeo de algunos momentos de la ruta.



NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA RUTA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...